Laureano Montesinos. Presidente Sectorial Melón y Sandía

Desde la Sectorial de Melón y Sandía de Proexport, Laureano Montesinos ha afrontado campañas muy diversas. La que ahora comienza, se está retrasando por la inestabilidad climática. Ante sí tiene por delante tres años más para tratar de aunar la producción y que adquiera mayor capacidad de negociación ante los clientes internacionales.

«La campaña viene retrasada y con menos fruta por la inestabilidad de primavera»

¿Cómo se prevé la campaña 2018 para la producción murciana de melón y sandía?

La campaña murciana este año viene más retrasada que otros años, lo que viene motivado por la meteorología que hemos tenido esta primavera. Ha sido muy inestable, el viento ha hecho bastante daño y hemos perdido parte del cuaje y del fruto. En general, la campaña viene más retrasada y con menos fruta que otros años, sobre todo en los primeros y segundos cortes.

¿Cuentan los productores con los recursos hídricos necesarios para afrontar la campaña?

Nunca se cuenta últimamente en la Región de Murcia con los recursos hídricos que serían necesarios. Lo que sí es cierto es que ahora mismo, con los últimos trasvases que estamos recibiendo, pues el mal es menos mal. Aún así, quiero trasladar al resto de los productores que no están en la asociación y que van por libre, un mensaje que tenemos claro en Proexport: antes de programar tienes que saber con los recursos hídricos que cuentas y, en base a esos recursos hídricos, tienes que preparar tus producciones, ya que no puedes producir si no tienes la garantía de sacar adelante las producciones con los recursos hídricos de que dispones. Por eso, con la llegada de los últimos trasvases, creemos que la campaña vamos a poder sacarla medianamente adelante.

Va a renovar su compromiso como presidente de la Sectorial de Melón y Sandía de Proexport. ¿Qué iniciativas tiene previstas para los próximos tres años?

Estoy intentando unir el sector para hacer un grupo de empresas que cada vez seamos más fuertes. Al tener unas estructuras comerciales mucho más grandes podremos competir con la fusión que hay en la demanda, de parte de los supermercados y las cadenas de distribución, que son cada vez más fuertes. Mientras nosotros estemos segregados, tendremos menos fuerza y poder de decisión.

¿En qué aspectos está evolucionando la innovación en melón y sandía?

La evolución más notable se ve en la sandía, donde se han conseguido ya unas variedades con unos grados brix (azúcares), color y sabor que han logrado disparar el consumo de sandía a niveles similares al melón verde. Sin embargo, no hemos logrado ese plus que se ha conseguido en la sandía, en otras variedades de melón (galia, amarillo o cantaloup). Aún así, comenzamos a desarrollar nuevas variedades que atienden al sabor y se adaptan a las nuevas unidades familiares, más reducidas, y que por tanto no buscan un gran volumen en la fruta. Se está trabajando para lograr piezas de menor tamaño y con todo el sabor en melón.

¿Existe un traslado del consumo del melón a la sandía en las últimas campañas?

Sí, se está produciendo por este avance desarrollado en sandía. Antes, la mayoría de las exportaciones se centraban en melón amarillo, galia y cantaloup y empezaba a hacer sus pinitos el melón verde y la sandía. Pero ahora, la sandía ha logrado acertar con los gustos de los consumidores y, de ahí, el incremento de sus ventas. De hecho, en las últimas cifras de exportación la sandía ha aumentado más de un 25%, el melón verde ha subido entre un 6% por ciento y, sin embargo, estamos en los mismos volúmenes de los últimos años en las otras variedades de melón. Para esta campaña han descendido las plantaciones de melón amarillo, galia y cantaloup un 10%, mientras que se incrementan las de sandía y melón verde.


Compártelo


Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail