José Hernández Navarro. Presidente Sectorial Tomate.

Una estrategia de innovación y diversificación ha permitido a los productores de tomate de Proexport afrontar una campaña normal, sin alteraciones climatológicas ni de precios, y que ha logrado un incremento de las producciones por la vía de un mayor rendimiento.

Las nuevas técnicas de cultivo han incrementado los rendimientos en tomate

-¿Cómo valora la evolución de la campaña de tomate 2017-2018?

Ha sido una campaña normal, sin incidencias especiales, ni de tipo climatológico ni con alteraciones graves de mercado por ofertas de otros países. Concretamente en Murcia, gracias a implantaciones de nuevas técnicas de cultivo que no con más superficie, se ha incrementado en el seno de Proexport sustancialmente la producción y la oferta de tomate. Esto ha sucedido, no como consecuencia de mayor número de hectáreas plantadas sino fundamentalmente por un sistema de cultivo respetuoso medio ambientalmente que, iniciamos en el sector después de la gravísima crisis hace cinco o seis años y se está consolidando en el sentido correcto. Esto ha permitido un incremento sustancial de la oferta, al pasar de ciento 118.000 toneladas a casi 175.000 toneladas en este año.

-¿Qué supone para los productores murcianos que el tomate sea la hortaliza más importada por la UE de países como Marruecos?

El tomate es la hortaliza más importada en Europa con independencia de su origen. Marruecos, por una falta de seguimiento de los convenios preferentes firmados por la Unión Europea, entre otros motivos, se ha convertido en un proveedor importantísimo de la UE, especialmente en algunos países como Francia, país que no hace muchos años para Murcia y otras comunidades vecinas era nuestro principal cliente. Hoy día, una parte importante del incremento de nuestras producciones va destinada al mercado nacional. Otro competidor imprevisto es Turquía, que orientaba básicamente la práctica totalidad de sus producciones a países del Este, y más concretamente, a Rusia, pero que este año también está incidiendo en el mercado comunitario, sobre todo de Alemania y su zona de influencia.

-¿En qué variedades está logrando competitividad y nichos de mercado el tomate murciano?

Al igual que ha habido un cambio sustancial importante en las técnicas de cultivo y en la modernización de las estructuras de producción, estamos especializándonos cada día más en productos Premium, en líneas de alta calidad que casi siempre coinciden con producciones tipo rama, en producto pequeño, tipo cherry normal, cherry pera, cóctel… Todos estos productos que tienen un valor añadido. En la Región de Murcia es el único camino razonable porque tenemos unos costes de producción de los que carecen otros competidores. Sin ir más lejos por el tema de agua, ya que en algunas zonas tomateras afrontamos costes enormes por el riego con agua desalada, pero el incremento del tonelaje por hectárea y de productos de alto valor añadido es muy importante para Murcia.

-¿Qué objetivos se plantea al frente de la Sectorial de Tomate de Proexport en los próximos años?

Voy a hacer lo mismo que he hecho siempre, defender los intereses de los productores murcianos, hacer las cosas lo mejor posible, fundamentalmente en las líneas medioambientales, que cada vez van a tener más peso y que en tomate han avanzado muchísimo, y profundizar en satisfacer las demandas de los consumidores. Los consumidores quieren un producto bueno, saludable y les gusta a veces permitirse algunos lujos. Hay un avance muy importante en el desarrollo del producto realmente Bio y podríamos adaptar la normativa a la identidad de las empresas productoras de Murcia, donde hay entidades mercantiles o entidades asociativas más que pequeños agricultores.

-¿Qué líneas de innovación se están llevando a cabo en tomate?

Muchísimas: la línea biológica, 0 residuos, nuevas líneas climatológicas… Es una lástima que no podamos disponer de cogeneración, que ha supuesto un impulso enorme para nuestros competidores, incluso en situaciones de clima horrorosos. El desarrollo de especialidades, en algunos casos muy controladas por los productores, y la oferta de un producto muy saludable, fresco y muy bien presentado nos ayuda a triunfar. En esta Región tenemos la suerte de contar con la mejor flota de transporte frigorífico del mundo, que entrega en 48 horas la mercancía recolectada hoy en cualquier punto del continente. El consumidor quiere el producto lo más fresco posible y es lo que le estamos dando. Eso y sabor, de los de antes.


Compártelo


Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail