José Antonio Cánovas. Presidente Sectorial Hortalizas Varias.

El presidente de la Sectorial de Hortalizas Varias de Proexport afronta la conclusión de sus tres primeros años al frente de los productores de apio, espinaca, rúcula y demás cultivos menores de la Asociación con buenas cifras de producción, pero la espina de seguir batallando sin lograr resolver la carencia de materias activas en estas producciones.

«Debemos valorar más la calidad que la cantidad en cultivos menores»

-Ha sido su principal objetivo al frente de Hortalizas Varias pero ¿cómo se están resolviendo las autorizaciones de fitosanitarios para cultivos menores?

De mal a muy mal. En España, a pesar de que se apliquen las normas europeas, hay un sistema por el que tenemos que pasar un doble filtro: el de Agricultura y el de Sanidad. Eso colapsa absolutamente cualquier reconocimiento y cualquier aprobación de productos fitosanitarios. Tenemos muchos ejemplos en cultivos menores: en apio llevamos ya más de tres años esperando la aprobación de un producto para oruga o trips, en espinaca estamos dos años y medio para un producto que solucione o minimice los problemas del lice spot y así, uno a uno, encontramos el mismo problema en diferentes cultivos.

-¿Qué destacaría de la campaña 2017-2018 en variedades de mini-hojas y otros cultivos menores?

Seguimos siendo el área en el que las empresas asociadas a Proexport registran un mayor porcentaje de crecimiento en volumen. Pese a ello, a mí me gustaría destacar un mensaje de precaución, porque estamos llegando a un momento de madurez y, cuando se llega a este punto, hay que valorar más la calidad que la cantidad.

 -En estos cultivos, ¿cómo se está afrontado la escasez de recursos hídricos y las escasas precipitaciones de esta campaña?

Fundamentalmente con deslocalización. Se están moviendo plantaciones y cultivos a las zonas donde hay más disponibilidad de agua. Esto entraña un peligro y es que se pierde el control sobre los volúmenes y, en muchos casos, hay duplicidad de producciones, lo cual acarrea una merma en precios al haber en algunos momentos exceso de oferta. 

 

-¿Qué objetivos se marca para el periodo 2018-2021 como presidente de Hortalizas Varias de Proexport?

 Fundamentalmente seguir trabajado en la aprobación y reconocimiento de  materias activas para los cultivos menores, que es una de las mayores asignaturas pendientes y que nos va a llevar tiempo. Además, vamos a poner en marcha un grupo operativo en plásticos para mejorar el uso y la recuperación de los plásticos en agricultura, puesto que debido a la falta hídrica cada día necesitamos aumentar el uso de acolchados para aprovechar los recursos, por lo que debemos dar una respuesta medioambiental a esta situación.

 

-¿Qué estrategias están teniendo mayor éxito en hortalizas de hoja?

En general somos víctimas de nuestro propio éxito. Es el área de mayor crecimiento del sector y, considero que sería el momento de parase un poquito y replantearse los volúmenes. Arrastramos el problema de que muchos clientes europeos incrementan y duplican sus programas, engañando a veces con los volúmenes reales que necesitan, y eso nos arrastra a situaciones de exceso de oferta y a tener que bajar los precios. Recomendaría a mis compañeros precaución y que además se queden cortos, porque quedándose cortos es una garantía de éxito.


Compártelo


Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail